viernes, septiembre 22, 2006

Una Sonrisa



Una Sonrisa no cuesta nada y produce mucho, enriquece a aquellos que la reciben sin embargo no empobrecen a quienes las dan.

No dura más que un instante, pero su recuerdo, a veces es eterno. Nadie es demasiado rico para darla, ni ninguno demasiado pobre para no merecerla.
Crea la alegría en el hogar, es un sostén en los negocios y un signo sensible de la amistad.
Sin embargo, no puede comprarse, ni robarse, pues es algo que tiene valor a partir del momento que se da.

Y... si alguna vez te encuentras a una persona que no te da la sonrisa que te mereces, se generoso dale la tuya, pues no hay quien necesite más de una sonrisa que aquel que no puede darla a los demás.

1 comentario:

Mich dijo...

HOY estoy de muy buen humor SONRIENDO!!!