martes, agosto 07, 2007

Sonreir a la vida

Aqui en mi trabajo hay un programa diseñado para los hijos de empleados que trabajan aqui, este programa pone a estos jovencitos a trabajar por todo el verano para que aprendar a desarrollarse en el ambiente laboral y tambien puedan recibir un dinero por esto, particularmente yo lo veo bien para ellos y para los padres de estos jovenes, en mi caso tengo trabajando a uno de esos chicos, es una jovencita que se llama Serjany y tiene 16 años, ayer hable con ella de como me sentia y la verdad que me gusto lo que escuche de ella, decidi entonces decirle que escribiera algo para yo leerlo y decidi ponerlo en mi blog como post invitado como lo hace mi amiga China, y hoy quiero compartir con ustedes lo que Serjany me escribio y es como sigue:

Sonrie cristo te Ama! , no dejes que los problemas quiten de tu rostro la hermosura de sonreír cada mañana al ver el regalo que Dios te da todos los días, de permitirte ver la luz del sol. Sabes son pocos los que tienen la dicha de sonreír, si tu puedes sonreír en este momento sonrie por que en cualquier momento la luz se puede apagar, hoy es el momento de que tu cambies tu vida por el Amor de Dios Sabes que!! Tienes un Amigo muy especial que te escucha, que te comprende, que sonrie contigo cuando estas feliz….

Nunca le des la espalda, ese Amigo es Dios…Tienes que aprender a agradecer las cosas buenas que Dios te da, se buen agradecido y llena tu vida de alegría como lo hice yo cuando entregue mi vida a Dios y el me regalo la alegría de vivir una vida plena sin problemas, sin dificultades, y sobretodo la salvación ahora te toca a ti elegir el camino correcto, Dios te dio la potestad de elegir, tu tienes la respuesta en tus manos. Recuerda ya es tiempo.

2 comentarios:

Ginnette dijo...

Ves como Dios pone angelitos en nuestros caminos. Después de lo que conversamos ayer, pensé mucho en ti.
Esa niña con solo 16 años, tiene la sabiduría de una anciana.
Medita en sus letras y encontraras mucha paz.
Abrazos!

Joan Guerrero dijo...

Bendiciones a esa nena al tener madurez bajo una concepción tan bella sobre la vida. ¡Hay que vivir!