miércoles, abril 04, 2007

Otro de pepito

ah ... tambien les dejo este cuento de Pepito,( este niño no tiene remedio con nada) es viejo pero bueno!

Pepito jugaba con su tren en la sala de su casa. Luego de varias vueltas, el tren llega a la estación terrminal y Pepito dice:
!Estación terminaaaaal! !Todos los pendejos que viajan hasta aquí tomen todo su jodido equipaje y se bajan como peo del tren, canto de maricones; y los que viajan de vuelta, suban rapidito sus puñeteras maletas, antes que les entre a patadas por el culo!!

Al oír esto, su madre -espantada- salió rápidamente de la cocina y le dicea Pepito: -"Pero que vocabulario es ese, hijo! !Deja inmediatamente tu tren y te mevas a tu cuarto! ! Quedas castigado por DOS horas! "

Luego de las dos horas de castigo, pepito vuelve a jugar con su Tren y esta vez dice:
-"Estación terminal, los pasajeros deben descender. A nombre de nuestra empresa les agradecemos haber viajado con nosotros, prefiriendo nuestra hospitalidad. Por favor bajen sus pertenencias y ante cualquier necesidad, por favor soliciten la ayuda de nuestros asistentes.
Y quienes viajan de vuelta, por favor tengan la bondad de subir al tren con su equipaje y acomodarse en sus respectivos asientos, que vamos apartir. "

Su madre, con una sonrisa, ya más tranquila, sigue cocinando cuando inmediatamente después, Pepito agrega:
"Y si algún HIJO DE PUTA está encojonao por las 2 horas de retraso que tenemos, que se pare y le reclame a la vieja cabrona que está en la cocina... "

Thanks Mazu!!

7 comentarios:

caminante dijo...

Dashy: No se de donde salio ese pero esta un poco rojo... que ocurrencias la de pepito.

Remedios Kaseros dijo...

Hola..!

In dijo...

Oye este no lo habia oído ya, ese pepito no tiene cura.

david santos dijo...

Te vengo felicitar por tu trabajo y desejar una buena Pascua.

Butterfly* dijo...

Este cuanto lo eh leido ya ..pero = me rioo como si fuera la primera vez..

... MEDICINÆ DOCTORIS ... dijo...

la verdad es que hace tiempo que no leia cuentos de pepito...

Demetrix dijo...

Yo sabia que era demasiado bueno para ser verdad, tanta decencia, jejejeje