miércoles, febrero 07, 2007

Es normal...

Es normal, absolutamente normal que en ocasiones nos sintamos tristes, desanimados, apáticos, un poco deprimidos, desalentados y disgustados con lo que sucede, eso es normal.

Lo que no es normal es que aceptes vivir así todos los días o la mayoría de ellos. Cuando tengas un mal día, proponte fervientemente que al día siguiente estarás mejor y al siguiente aún mejor.

Tu puedes, acostúmbrate a crecer y a superarte cada día, así lograrás un nivel de vida mucho más satisfactorio.

2 comentarios:

Will dijo...

dejame hacer el intento...

Ginnette dijo...

Parece que me leiste el pensamiento. Justamente hoy le estaba dando ese consejo a un querido amigo.